Nueve búnkeres de la II Guerra Mundial permanecen en la costa onubense

Estos búnkeres, construidos durante el periodo de la II Guerra Mundial, permanecen en las costas onubenses sin que hasta el momento haya medidas de protección específicas para los mismos, ya que pese a la importancia histórica que tienen, en la actualidad algunos de ellos están llenos de pintadas y basuras y sirven como cobijo para vagabundos.

Según el profesor de la Universidad de Huelva Pedro Jesús Feria, miembro del grupo de investigación “El aprendizaje de la democracia en Andalucía (HUM-420)” adherido al Campus de Excelencia Internacional del Mar (cei·mar), han sido catalogados un total de nueve búnkeres construidos en hormigón armado, localizados a lo largo de la Costa de Huelva.

Seis de estas construcciones están situadas en Mazagón, destinada a la protección de los accesos a la Ría de Huelva y los otros tres se encuentran en la costa del parque de Doñana, con el objeto de  cubrir la desembocadura del Guadalquivir.

Según Feria, los seis de Mazagón están situados: tres en la batería del Picacho, junto a la urbanización Pinos del Odiel; dos en la avenida de los Conquistadores, frente a la playa, y uno que permanece enterrado en un parque público, mientras que los tres de Doñana están situados en la zona conocida como Punta del Malandar. Además, ha añadido, se sabe que existieron más búnkeres, que “presumiblemente hoy han desaparecido y que estaban situados en Punta Umbría”.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.