Los vertidos de la mina Zarza y el Río Odiel

Las mayores concentraciones de metales se han detectado a la altura de Gibraleón, y no habría afectado al corazón del Parque Natural Marismas del Odiel.

Investigadores de la Universidad de Huelva, adheridos al Campus de Excelencia Internacional del Mar (Cei·Mar) y que forman parte del Centro de Investigación en Química Sostenible (CIQSO), han descartado que el vertido de lixiviados ácidos desde la mina de La Zarza al río Odiel, registrado la pasada semana, haya llegado al mar.

El grupo de investigadores liderados por el profesor Jesús de la Rosa, ha elaborado un informe sobre los resultados preliminares del estudio que han realizado en el río Odiel, sobre la composición geoquímica de las aguas tras los vertidos, con muestras obtenidas en Gibraleón el domingo 21 de mayo, en seis puntos representativos del río Odiel entre Norte de Campofrío y Puente Sifón de Huelva el 23 de mayo (martes) y en un tercer muestreo en el tramo final del río Odiel el 24 de mayo (miércoles). En el estudio puede observarse que las mayores concentraciones de metales (zinc, cobre, arsénico, cobalto, níquel, niobio o arsénico) en el agua así como de acidez de la misma se encuentran a la altura de Gibraleón, que descienden más de la mitad a la altura del curso por La Orden, en Huelva capital, para que, a partir del Puente Sifón y hasta el Club Marítimo de Huelva, los valores de metales y acidez son los normales.

Según De la Rosa, “el estuario se ha comportado como un filtro parando el vertido de las aguas ácidas hacia el mar”, y ha resaltado que el vertido “no ha afectado al corazón del Parque Natural Marismas del Odiel”.

Fuente: Huelva Información

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.